OIMAKU del anillo de mi abuelo

OIMAKU del anillo de mi abuelo, dorado, con un sello grande, rojizo y brillante que me fascinaba de pequeño. Mi abuelo falleció y acabé, en cierto modo, heredándolo. No me lo pongo. Es demasiado ostentoso y no me gusta, pero lo conservo con mucho cariño.